paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Vasovagal Syncope

¿Qué es el síncope vasovagal?

El síncope vasovagal es una afección que lleva a desmayos en algunas personas. Es la causa más común de desmayo y generalmente se piensa que es benigno.

Usted tiene muchos nervios que se conectan con su corazón y sus vasos sanguíneos. Estos nervios ayudan a controlar la velocidad y la fuerza de sus latidos. También regulan la presión arterial. Controlan el grado de apertura o cierre de sus vasos sanguíneos. Usualmente estos nervios se coordinan para que siempre llegue sangre suficiente a su cerebro. En ciertas circunstancias, estos nervios podrían enviar una señal inadecuada. Esto podría provocar que sus vasos sanguíneos se abran ampliamente. Al mismo tiempo, sus latidos se desaceleran. La sangre puede comenzar a acumularse en sus piernas y, probablemente, no llegue una cantidad suficiente al cerebro. Si eso ocurre, es posible que usted pierda la consciencia brevemente. Cuando usted se recuesta o se cae, vuelve la circulación de sangre al cerebro.

El síndrome vasovagal es bastante común. Lo más frecuente es que afecte a niños y adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad. Se presenta en hombres y mujeres en aproximadamente la misma proporción. Al contrario de lo que ocurre con otras causas de desmayo, el síncope vasovagal no es un signo de un problema subyacente del corazón ni del cerebro.

¿Cuáles son las causas del síncope vasovagal?

Existen varios desencadenantes que pueden causar el síncope vasovagal. Para ayudar a reducir el riesgo de desmayo, usted puede evitar algunos de estos desencadenantes, por ejemplo:

  • Permanecer de pie por períodos largos
  • Calor excesivo
  • Emoción fuerte, como miedo
  • Dolor fuerte
  • Ver sangre o una aguja
  • Esfuerzo prolongado

Los adultos mayores pueden tener otros desencadenantes específicos, por ejemplo:

  • Orinar
  • Tragar
  • Toser
  • Evacuar los intestinos

¿Cuáles son los síntomas del síncope vasovagal?

El desmayo es el síntoma característico del síncope vasovagal. Es frecuente que usted tenga ciertos síntomas antes de desmayarse efectivamente, por ejemplo:

  • Náuseas
  • Calor
  • Ponerse pálido
  • Palmas de las manos sudorosas
  • Sensación de mareo o aturdimiento
  • Visión borrosa

Si usted puede recostarse ante la primera señal de estos síntomas, generalmente podrá prevenir el desmayo. Cuando se presenta, este tipo de desmayo casi siempre ocurre cuando la persona está sentada o de pie. Sin embargo, no todas las personas notan los síntomas antes de desmayarse.

Cuando una persona sí llega a desmayarse, el recostarse devuelve la circulación al cerebro. Se debe recuperar el conocimiento con bastante rapidez. Usted podría no sentirse normal por un rato después de su desmayo. Podría sentirse deprimido o cansado por un tiempo corto.

Algunas personas tienen solamente uno o dos episodios de síncope vasovagal en toda su vida. Para otras, el problema es más crónico y se presenta sin advertencias.

¿Cómo se diagnostica el síncope vasovagal?

Su médico elaborará una historia clínica y realizará un examen físico profundos. Esto probablemente incluirá la medición de la presión arterial en posición recostada y de pie. Su médico probablemente también hará un electrocardiograma (ECG) para evaluar el ritmo cardíaco. Para muchos niños y jóvenes adultos, eso es todo lo que se necesita. Generalmente, el médico puede suponer con seguridad que el desmayo se debe a síncope vasovagal y no a alguna forma de síncope que sea más peligrosa.

A veces el médico necesita comprobar si existen otras causas posibles de desmayo. Debido a que algunas causas de desmayo son peligrosas, el médico tiene que descartar esas otras causas. Su médico podría usar pruebas como, por ejemplo:

  • Monitoreo de electrocardiograma (ECG) continuo portátil para analizar con mayor profundidad los ritmos cardíacos.
  • Ecocardiograma: para observar el flujo de la sangre en el corazón y el movimiento del corazón.
  • Prueba de esfuerzo con ejercicio (ergometría) para ver cómo funciona su corazón durante la actividad física.
  • Análisis de sangre: únicamente si su médico sospecha que existe una anomalía.

Si estas pruebas dan resultados normales, usted podría necesitar realizar una "prueba de la mesa basculante". Para realizarla, usted se acuesta sobre una tabla. Alguien le mide su frecuencia cardíaca y presión arterial mientras usted está acostado y luego incorporado como de pie por un tiempo. Si usted experimenta un síncope vasovagal, es posible que se desmaye durante el movimiento hacia arriba para colocar la camilla de pie.

¿Cómo se trata el síncope vasovagal?

Busque los signos de advertencia del síncope vasovagal, como mareo, náusea o palmas sudorosas. Si usted tiene antecedentes de síncope vasovagal y cree que está por desmayarse, recuéstese enseguida. Tensar sus brazos o cruzar las piernas puede ayudar a prevenir el desmayo. Levantar sus piernas en el aire también puede ayudar.

Para tratar enseguida a una persona que se desmayó debido a síncope vasovagal, ayude a la persona a recostarse y levantar sus piernas. Esto restablecerá la circulación de la sangre al cerebro, y la persona debería recuperar el conocimiento rápidamente. La persona debe permanecer recostada por un tiempo breve después.

Si usted ha tenido episodios de síncope vasovagal, su médico podría decirle cómo ayudar a prevenir los desmayos. Estas medidas podrían incluir:

  • Evitar los desencadenantes, como permanecer de pie por mucho tiempo o ver sangre.
  • Ejercicio físico moderado.
  • Interrupción de la toma de medicamentos que disminuyen la presión arterial, como diuréticos.
  • Comer alimentos más salados: para ayudar a mantener el volumen de sangre.
  • Beber una cantidad abundante de líquidos: para mantener el volumen de sangre.

Es posible que de vez en cuando usted necesite medicamentos para ayudar a controlar el síncope vasovagal. Sin embargo, la investigación sobre estos medicamentos descubrió que los beneficios en el caso de síncope vasovagal son inciertos. Usualmente sólo se consideran cuando una persona tiene episodios múltiples de desmayo. Algunos de los medicamentos que su médico puede recomendarle probar incluyen:

  • Agonistas adrenérgicos alfa-1: para aumentar la presión arterial
  • Corticosteroides para ayudar a aumentar los niveles de sodio y líquidos
  • Inhibidores de la recaptación de serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés): para moderar la respuesta del sistema nervioso

Si estos medicamentos no hacen efecto, es posible que los médicos prueben con entrenamiento ortostático. Este método utiliza una mesa basculante para aumentar gradualmente la cantidad de tiempo que usted está en posición de pie. En casos pocos frecuentes, puede ser necesario utilizar un marcapasos cardíaco.

¿Cuáles son las complicaciones del síncope vasovagal?

El síncope vasovagal en sí mismo generalmente no es peligroso. Por supuesto, desmayarse puede ser peligroso si el episodio ocurre en determinados momentos, como cuando está conduciendo. La mayoría de las personas que tienen episodios aislados de síncope vasovagal pueden conducir con seguridad. Si usted tiene síncopes crónicos que no están controlados, es posible que su médico le aconseje no conducir. Esto es especialmente probable si usted usualmente no presenta señales de advertencia antes de desmayarse. Pregunte a su médico qué actividades puede hacer con seguridad.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Consulte enseguida a un médico si tiene episodios recurrentes de desmayo u otros problemas relacionados.

Puntos clave

El síncope vasovagal es la causa más común de desmayo. Se presenta cuando el corazón se desacelera y los vasos sanguíneos se abren mucho, lo que causa una falta temporal de circulación de sangre al cerebro. Generalmente no es una afección peligrosa.

  • Identifique qué factores desencadenan sus desmayos y evítelos si puede.
  • Evite el calor excesivo y estar de pie por períodos largos.
  • Si se siente mareado, nauseoso o sudoroso, acuéstese enseguida y suba sus piernas.
  • La mayoría de las personas que tienen síncopes vasovagales ocasionales necesitan solamente modificaciones de su estilo de vida, como beber más líquidos y comer con más sal. Algunas personas que tienen síncope vasovagal crónico pueden necesitar medicamentos u otros tratamientos.
  • Pregunte a su médico si es seguro para usted conducir.
  • Siga todas las recomendaciones de su médico relacionadas con las actividades y los medicamentos.
  • Algunas personas pueden necesitar tomar medicamentos o hasta usar un marcapasos.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita a su proveedor de atención médica:

  • Tenga en mente la razón de su visita y qué desea que suceda.
  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.
  • Lleve a alguien con usted para que le ayude a hacer las preguntas y para que recuerde lo que el proveedor le dice.
  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además escriba todas las instrucciones nuevas que le dé su proveedor.
  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo le ayudará. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.
  • Pregunte si su afección se puede tratar de otras maneras.
  • Infórmese de por qué un análisis o procedimiento se recomienda y qué podrían significar los resultados.
  • Consulte qué puede ocurrir si usted no toma el medicamento o no se hace el análisis o procedimiento.
  • Si tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.
  • Averigüe cómo comunicarse con su proveedor si tiene preguntas.
Revisor médico: Fetterman, Anne, RN, BSN
Revisor médico: Kang, Steven, MD
Última revisión: 10/1/2016
© 2000-2017 The StayWell Company, LLC. 800 Township Line Road, Yardley, PA 19067. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Herramientas destacados

Para miembros de Blue Cross Blue Shield of Massachusetts

Follow Us
¿Estás interesado en hacerte miembro? Visita GetBlueMA   o llama al 1-800-422-3545.