paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z Índice de TemasBiblioteca Índice
Pulse una letra para ver una lista de trastornos que comienzan con esa letra.
Haga clic en 'Índice de Temas' para volver al índice para el tema actual.
Haga clic en 'Biblioteca Índice' para volver a la lista de todos los temas.

Síndrome del intestino corto en los niños

¿Qué es el síndrome del intestino corto?

El síndrome del intestino corto es un grupo de problemas. Se producen en los niños a los que se les ha extirpado una parte importante del intestino delgado. Esta afección compleja puede poner en riesgo la vida de algunos bebés y niños.

El intestino delgado es un órgano curvo y largo. Conecta el estómago con el intestino grueso. La digestión comienza en el estómago. Pero la mayor parte de la digestión ocurre en el intestino delgado. El intestino delgado también absorbe los nutrientes. Intestino se refiere al intestino delgado y al intestino grueso juntos.

Su hijo puede tener problemas cuando se extrae la mitad o una mayor parte de su intestino delgado. Es posible que no pueda absorber suficiente agua, vitaminas, y otros nutrientes. Esto puede causar grandes problemas y síntomas nutricionales.

Puede incluir un mayor riesgo de síndrome del intestino corto. Cuanto más se extirpa del intestino delgado, más posibilidades tiene su hijo de contraer problemas graves.

Las distintas partes del intestino delgado absorben diferentes nutrientes. Si a su hijo se le extirpa la última parte del intestino delgado, es posible que tenga problemas nutricionales. Esto se debe a que la primera parte del intestino delgado no puede absorber todos los nutrientes. Tener la válvula entre el intestino delgado y el grueso también hace una gran diferencia en la salud de su hijo. A algunos niños con síndrome del intestino corto también se les ha extirpado parte del intestino grueso. Esto genera más problemas.

Tener el síndrome del intestino corto desde el nacimiento es muy poco común. La causa subyacente del síndrome del intestino corto es a menudo diferente entre los recién nacidos y los adultos.

¿Cuáles son las causas del síndrome del intestino corto en niños?

Si su hijo nace con un problema (congénito), es posible que esto impida que el intestino delgado se forme correctamente. Esto puede causar el síndrome del intestino corto en los recién nacidos.

El síndrome del intestino corto en bebés se puede deber a condiciones que requieran la extirpación de parte del intestino delgado. Problemas que permanentemente dañan el intestino delgado también pueden causar síntomas del síndrome del intestino corto.

Algunas de las causas de esta afección en los bebés pueden incluir:

  • Inflamación, úlceras y células muertas en los intestinos (enterocolitis necrotizante)

  • Obstrucción en una parte del intestino delgado llamada íleo (íleo meconio). Esto ocurre cuando las primeras heces sólidas que elimina un recién nacido son más espesas y pegajosas de lo normal. 

  • Defectos de la pared abdominal

  • Retorcimiento de los intestinos (vólvulo)

Más adelante en la infancia, hay otras causas comunes del síndrome del intestino corto. Estas pueden incluir inflamación del revestimiento del tracto digestivo (enfermedad de Crohn) y trauma intestinal.

¿Quiénes corren el riesgo de tener el síndrome del intestino corto?

Su hijo corre un mayor riesgo de tener el síndrome del intestino corto si presenta ciertos problemas de salud. Estos incluyen la enterocolitis necrotizante.

¿Cuáles son los síntomas del síndrome del intestino corto?

Los síntomas del síndrome del intestino corto en los niños incluyen:

  • Diarrea

  • Deshidratación

  • Poco aumento de peso

  • Vómitos recurrentes

  • Calambres

  • Acidez estomacal.

  • Fatiga

  • Sensibilidad a los alimentos

¿Cómo se diagnostica el síndrome del intestino corto?

Si a su hijo se le ha extirpado una gran parte del intestino delgado, su proveedor de atención médica estará atento ante la posibilidad del síndrome del intestino corto. Si su hijo ya ha atravesado una cirugía y los síntomas del síndrome del intestino corto, es probable que tenga la enfermedad. Diagnosticar el síndrome del intestino delgado puede ser más complejo si el niño nace con la enfermedad.

El proveedor de atención médica de su hijo puede descartar otras causas de sus síntomas. Realizará un examen y preguntará sobre los síntomas del niño. Es posible que el proveedor de atención médica de su hijo también realice otras pruebas. Pueden incluir:

  • Análisis de sangre básicos, para ver si tiene infecciones, anemia, o electrolitos

  • Pruebas para detectar deficiencias nutricionales

  • Pruebas de heces, para ver si su hijo está absorbiendo suficiente grasa

  • Radiografía o tomografía computarizada del abdomen de su hijo, en busca de complicaciones

  • Endoscopia, para mirar el esófago, estómago y duodeno primitivo de su hijo

  • Colonoscopia, para mirar el colon del niño

¿Cómo se trata el síndrome del intestino corto?

El tratamiento depende de la gravedad de la afección. También depende de cuánto tiempo ha pasado desde que a su hijo se le extirpó el intestino delgado.

Después de la cirugía, el intestino restante de su hijo se adapta lentamente. Con el tiempo, podrá absorber mejor los nutrientes. Este proceso puede durar uno o dos años. Esto varía en función de la cantidad y de la parte del intestino delgado que se le extirpó a su hijo.

Probablemente el niño tendrá alimentación parenteral después de la cirugía. Esto significa que no comerá nada. En cambio, va a obtener los nutrientes a través de un tubo colocado en la vena.

A medida que su hijo se recupera, su proveedor de atención médica puede comenzar lentamente la alimentación enteral. Esto le proporciona nutrición líquida directamente al estómago o intestino delgado de su hijo a través de un tubo de alimentación. Con el tiempo, el proveedor de atención médica de su hijo tratará de aumentar las alimentaciones enterales y disminuir las parenterales.

El proveedor de atención médica de su hijo eventualmente podría inducirlo a las alimentaciones por vía oral. Deberá comer con frecuencia pequeñas porciones de comida. También tendrá que evitar los alimentos altos en hidratos de carbono simples, tales como los jugos.

Algunas personas con el síndrome del intestino corto grave requerirán la nutrición parenteral a largo plazo. Algunas veces, esto puede causar problemas. Si esto ocurre, es posible que su hijo necesite un trasplante de intestino delgado. O el proveedor de atención médica de su hijo puede sugerir una cirugía sin trasplante. Esto puede mejorar la manera en que su hijo absorbe los nutrientes.

Otros tratamientos para el síndrome del intestino corto incluyen:

  • Bloqueadores H2 Estos son medicamentos para disminuir las secreciones del estómago.

  • Medicamentos para tratar la diarrea

  • Suplementos nutricionales adicionales

  • Soluciones de electrolitos. Su hijo puede tomarlas por boca (vía oral) o a través de una línea intravenosa (IV).

  • Medicamentos para prevenir daños en el hígado. Estos se dan a los niños con nutrición parenteral.

  • Medicamentos para ayudar a adaptar el intestino delgado

¿Cuáles son las complicaciones del síndrome del intestino corto?

Esta afección puede causar problemas graves. El proveedor de atención médica de su hijo lo observará para detectar complicaciones. También intentará tratar los problemas a tiempo.

Si los problemas no se tratan bien, su hijo puede tener diarrea. Esto puede causar deshidratación, pérdida de peso y malnutrición. Incluso puede conducir a la muerte.

Otras complicaciones pueden incluir:

  • Enfermedades hepáticas. Esto puede ocurrir por el uso a largo plazo de la nutrición parenteral. En raras ocasiones, esto puede conducir a un trasplante de hígado.

  • Es posible que le extirpen la vesícula.

  • Crecimiento excesivo de bacterias en el intestino delgado. Esto puede empeorar los síntomas del síndrome del intestino corto de su hijo.

  • Deficiencias de nutrientes. Los problemas específicos dependen de cuáles son los nutrientes que están bajos. Por ejemplo, algunos niños muestran pérdida ósea temprana. Esto se debe a la mala absorción de calcio y otros nutrientes.

  • Cálculos renales. Se deben al oxalato adicional en la orina de su hijo.

Siga las instrucciones del proveedor de atención médica de su hijo acerca de la dieta y los medicamentos. De esta manera, reducirá el riesgo de que su hijo tenga problemas.

¿Cuándo debo llamar al proveedor de atención médica de mi hijo?

Llame al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene diarrea o vómitos graves. Es posible que su hijo tenga que ir al hospital para recibir líquidos por vía intravenosa para rehidratarse. Además, usted debe avisarle al proveedor de atención médica de su hijo si el niño tiene cualquier síntoma nuevo.

El cuidado que le debe proporcionar a su hijo puede ser complejo. Le puede resultar abrumador. Es importante hablar con sus proveedores de atención médica si usted no es capaz de afrontar el estrés del cuidado.  Ellos le ayudarán a encontrar apoyo y otros recursos.

Puntos clave sobre el síndrome del intestino corto en niños

  • El síndrome del intestino corto es un grupo de problemas. Se producen en los niños a los que se les ha extirpado una parte importante del intestino delgado.

  • Los principales síntomas del síndrome del intestino corto en los niños incluyen diarrea y falta de aumento de peso.

  • Después de la cirugía, es probable que su hijo obtenga los nutrientes a través de una vena. Esto se conoce como nutrición parenteral. Luego, es probable que su hijo reciba nutrición líquida directamente al estómago o el intestino delgado a través de un tubo de alimentación. Con el tiempo, es posible que su hijo pueda comer normalmente.

  • El síndrome del intestino corto puede causar problemas. Son más comunes en los niños que necesitan una nutrición parenteral a largo plazo. Es posible que su hijo necesite un trasplante de intestino delgado.

  • El cuidado que le debe proporcionar a su hijo puede resultar abrumador. Usted debe hablar con sus proveedores de atención médica si no es capaz de afrontar el estrés del cuidado.

Próximos pasos

Consejos para ayudarle a aprovechar al máximo una visita al proveedor de atención médica de su hijo:

  • Tenga en mente la razón de la visita y qué desea que suceda.

  • Antes de su visita, escriba las preguntas que quiere hacerle.

  • En la visita, escriba el nombre de un diagnóstico nuevo y de todos los medicamentos, tratamientos o análisis nuevos. Además, escriba todas las instrucciones nuevas que le dé el proveedor para su hijo.

  • Pregunte por qué se indica un medicamento o tratamiento nuevo, y cómo ayudará a su hijo. Además, consulte cuáles serán los efectos secundarios.

  • Pregunte si la afección de su hijo se puede tratar de otras maneras.

  • Infórmese de por qué se recomienda un análisis o procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Consulte qué puede ocurrir si su hijo no toma el medicamento o no se hace un análisis o procedimiento.

  • Si su hijo tiene una cita de control, anote la fecha, la hora y el propósito de esa visita.

  • Averigüe cómo puede comunicarse con el proveedor de su hijo después del horario de consultorio. Es importante por si su hijo se enferma y usted necesita hacer preguntas o pedir un consejo.

Revisor médico: Bass, Pat F III, MD, MPH
Revisor médico: Lehrer, Jenifer, MD
Última revisión: 5/1/2018
© 2000-2020 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.
Herramientas destacados

Para miembros de Blue Cross Blue Shield of Massachusetts

Follow Us
¿Estás interesado en hacerte miembro? Visita GetBlueMA   o llama al 1-800-422-3545.