paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados

Páginas relacionadas

La biología humana parece tener dos estaciones, no cuatro, según un estudio

LUNES, 5 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- El cuerpo humano aparentemente no está de acuerdo con la Madre Naturaleza sobre cuántas estaciones hay.

En lugar de cuatro estaciones, la biología humana parece tener dos, según un equipo de investigadores de la Universidad de Stanford.

"Nos enseñan que las cuatro estaciones (invierno, primavera, verano y otoño) se dividen en partes más o menos iguales a lo largo del año, y pensé, '¿según quién?' ", comentó Michael Snyder, profesor y catedrático de genética. "No parecía para nada probable que la biología humana se ciñera a esas normas".

Entonces, él y sus colaboradores realizaron un estudio orientado por las composiciones moleculares de las personas, para permitir que la biología revelara cuántas estaciones hay.

Analizaron cuatro años de datos moleculares de 105 personas que tenían de 25 a 75 años. Más o menos cuatro veces al año, los participantes proveyeron muestras de sangre en que se analizó la información molecular sobre la inmunidad, la inflamación, la salud cardiaca, el metabolismo, el microbioma y más. También se registraron los hábitos de dieta y ejercicio de los participantes.

En general, el estudio encontró que más de 1,000 moléculas fluctúan durante el año, sobre todo entre finales de primavera y principios de verano, y entre finales de otoño y principios de invierno.

Por ejemplo, la primavera tardía coincidió con un aumento en unos biomarcadores inflamatorios que se sabe que tienen un rol en las alergias, un aumento en unas moléculas implicadas en la artritis reumatoide y la osteoartritis, un máximo de la HbAc1 (una proteína que señala el riesgo de la diabetes tipo 2) y los niveles anuales más altos del gen PER1, un importante regulador del ciclo de sueño y vigilia.

A principios de invierno, hubo aumentos en las moléculas inmunitarias que ayudan a combatir a las infecciones virales, en las moléculas implicadas en el desarrollo del acné, y en los marcadores de hipertensión.

Los investigadores también encontraron diferencias entre las personas que eran resistentes a la insulina (cuyos cuerpos no pueden procesar la glucosa de forma normal) y las que no.

Las personas con resistencia a la insulina tenían unos niveles altos de Veillonella, un tipo de bacteria implicada en la fermentación del ácido láctico y el procesamiento de la glucosa, a lo largo del año, excepto entre mediados de marzo y finales de junio, según los hallazgos, que se publicaron en la edición del 1 de octubre de la revista Nature Communications.

Snyder anotó que en el estudio participaron personas de California, y es probable que los patrones moleculares de las personas de otras regiones difieran.

Comprender estos cambios estacionales en la biología humana podría ayudar a orientar la atención de la salud y el diseño de los ensayos clínicos de los medicamentos, sugirió.

Más información

La NASA ofrece más información sobre las estaciones en la Tierra.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

FUENTE: Stanford University, news release, Oct. 1, 2020

Copyright ©2020 HealthDay. All rights reserved.