paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados

Páginas relacionadas

Información sobre el consumo de drogas y el embarazo

Los riesgos que conlleva el consumo de drogas durante el embarazo

Los efectos de las drogas, como la cocaína y la marihuana, pueden ser devastadores para el feto. Lamentablemente, muchas mujeres en edad fértil usan algún tipo de droga ilegal en los Estados Unidos. Tenga en cuenta que la marihuana es legal en algunos estados del país. Aun así, las embarazadas y las mujeres que amamantan no deben usarla.

Una madre que consume drogas durante el embarazo aumenta el riesgo de tener anemia, infecciones en la sangre y el corazón, infecciones en la piel, hepatitis y otras enfermedades infecciosas. También corre mayor riesgo de tener enfermedades de transmisión sexual. Casi todas las drogas pasan del torrente sanguíneo de la madre a la placenta y de allí, llegan al feto. Las drogas que provocan dependencia y adicción en la madre también pueden hacer que el feto se vuelva adicto.

La cromatografía es un análisis de laboratorio que se hace con una muestra de la orina de la mujer. Este análisis permite detectar muchas drogas, entre ellas la marihuana y la cocaína. Dichas drogas, así como otras, pueden atravesar la placenta. El consumo de marihuana durante el embarazo se ha vinculado a problemas cognitivos y del comportamiento en los bebés. El consumo de cocaína puede provocar abortos espontáneos, parto prematuro, desprendimiento prematuro de la placenta, presión arterial alta y que el bebé nazca muerto. Los bebés que nacen de madres que consumen cocaína tienen más probabilidades de nacer con bajo peso. También pueden tener mayor riesgo de sufrir el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Los efectos de la cocaína en el bebé pueden incluir lo siguiente:

  • Defectos de crecimiento

  • Hiperactividad

  • Problemas de comportamiento

  • Problemas de aprendizaje

El consumo de dextroanfetamina y metanfetamina puede provocar el aborto espontáneo y el parto prematuro. Los recién nacidos que estuvieron expuestos a estas drogas durante el embarazo suelen tener signos de abstinencia, como nerviosismo, y problemas para dormir y alimentarse. Más adelante también pueden tener problemas de temblores y del tono muscular. Además, pueden estar en mayor riesgo de sufrir el SMSL. 

La heroína y otros opiáceos, como la metadona, pueden causar síntomas de abstinencia graves en el bebé. Algunos síntomas pueden durar varias semanas. Los bebés que nacen de madres con adicción a opiáceos corren mayor riesgo de tener apnea (dejar de respirar) y SMSL. Estos bebés también tienen problemas para alimentarse.

Si la mujer deja de tomar drogas durante el primer trimestre, aumenta las probabilidades de tener un bebé sano.

Revisor médico: Daniel N Sacks MD
Revisor médico: Donna Freeborn PhD CNM FNP
Revisor médico: Heather Trevino
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.