paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados

Páginas relacionadas

Cirugía de reemplazo de disco cervical

¿Qué es la cirugía de reemplazo de disco cervical?

La columna cervical está formada por 7 huesos llamados vértebras cervicales. Estos se apilan unos sobre otros y forman la columna ósea en el centro del cuello. Los discos cervicales son los cojines que se encuentran entre las vértebras cervicales. Actúan como amortiguadores y articulaciones para permitir que el cuello se mueva libremente.

La columna cervical también forma un túnel de protección para el paso de la parte superior de la médula espinal. Esta parte de la médula espinal contiene los nervios espinales que suministran sensación y movimiento a la parte superior del cuerpo (cuello, brazos, manos y parte superior del torso).

Cuando los discos cervicales se dañan o desgastan, el espacio entre las vértebras se vuelve demasiado estrecho. Una parte de las vértebras o del disco cervical puede ejercer presión sobre la médula espinal o los nervios de la columna vertebral, lo que provoca dolor, entumecimiento o debilidad. Cuando estos síntomas no responden a los tipos de tratamiento no quirúrgico, se puede recomendar la cirugía de disco.

La cirugía de reemplazo de disco cervical también se denomina artroplastia cervical. Consiste en extirpar un disco cervical enfermo y sustituirlo por un disco artificial. Antes de que existiera este procedimiento, se extraía el disco afectado y se fusionaban las vértebras superiores e inferiores para evitar el movimiento.

La cirugía de reemplazo de disco puede tener la ventaja de permitir más movimiento y crear menos tensión en los discos cervicales restantes que la cirugía tradicional de extirpación y fusión de discos cervicales.

¿Por qué podría necesitar una cirugía de reemplazo de disco cervical?

La pérdida de espacio entre las vértebras cervicales debido a la degeneración del disco cervical, o al desgaste, es común después de una lesión de cuello. Pero también forma parte del envejecimiento normal. Los discos cervicales comienzan a colapsarse y abultarse con la edad. Esto le ocurre a la mayoría de las personas alrededor de los 60 años. Sin embargo, los proveedores de atención médica no saben por qué algunas personas tienen más síntomas de degeneración discal cervical que otras.

Entre ellos, se incluyen los siguientes:

  • Dolor de cuello

  • Rigidez del cuello

  • Dolores de cabeza

  • Dolor que baja a los hombros o a los brazos

  • Debilidad de los hombros, los brazos, las manos o las piernas

  • Pérdida del equilibrio al caminar

  • Adormecimiento o sensación de “hormigueo” en brazos y manos

  • Dificultad para orinar

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de reemplazo de disco cervical?

Aunque cualquier cirugía conlleva cierto riesgo, la cirugía de reemplazo de disco es un procedimiento relativamente seguro. Antes de someterse a la cirugía, tendrá que firmar un formulario de consentimiento en el que se explican los riesgos y los beneficios de la cirugía.

El reemplazo de disco es un tipo más reciente de cirugía de la columna vertebral. Por lo tanto, hay menos información sobre los posibles riesgos y resultados a largo plazo. No todas las personas son buenas candidatas para el reemplazo de discos. La fusión puede ser más apropiada. Hable con su cirujano sobre los riesgos y beneficios de la cirugía de reemplazo de disco en comparación con los tipos más tradicionales de cirugía de la columna cervical.

Algunos posibles riesgos de la cirugía de columna cervical son los siguientes:

  • Reacciones a la anestesia

  • Sangrado

  • Infección

  • Daños en los nervios

  • Lesión de la médula espinal

  • Pérdida de líquido espinal

  • Alteraciones en la voz

  • Daño a los nervios que estimulan las cuerdas vocales (nervios vagos)

  • Ataque cerebral

  • Daño a la arteria carótida

  • Dificultad para respirar

  • Dificultades para tragar

  • Lesión en el esófago

  • Ineficacia para aliviar los síntomas

  • Disco artificial roto, desplazado o aflojado

  • Necesidad de otra cirugía

Es posible que haya otros riesgos, según la afección específica. Hable con su cirujano sobre cualquier inquietud que tenga antes del procedimiento.

¿Cómo me preparo para una cirugía de reemplazo de disco?

Pregunte a su proveedor de atención médica qué es lo que debe hacer antes de la cirugía. A continuación se incluye una lista de algunos de los pasos frecuentes que tal vez le pidan seguir.

  • Informe a su cirujano de todos los medicamentos que toma en casa, incluidos los suplementos de hierbas y los medicamentos de venta libre. Es posible que se le pida que deje de tomar aspirina u otros medicamentos que diluyen la sangre y pueden aumentar las hemorragias.

  • Informe a su cirujano si usted o alguien de su familia tiene antecedentes de reacción a la anestesia general.

  • Si fuma, es probable que le pidan que deje de hacerlo mucho antes de la operación y que no fume durante un tiempo después de esta.

  • Antes de la cirugía, es probable que le den instrucciones sobre cuándo debe dejar de comer y beber. Es común que le indiquen que no coma ni beba nada a partir de la medianoche anterior al día del procedimiento.

  • Pregunte a su cirujano si debe tomar sus medicamentos habituales con un pequeño sorbo de agua el día del procedimiento.

  • Antes de la cirugía, le pedirán que firme un documento que se llama consentimiento informado. Este formulario autoriza al médico a realizar la cirugía. Su firma implica que comprende los riesgos y los beneficios de la cirugía y conoce sobre las otras opciones de tratamiento disponibles. En el formulario también se indica que se ha respondido a todas sus preguntas de forma satisfactoria. Lea atentamente el formulario y asegúrese de que todas sus preguntas hayan sido respondidas antes de firmarlo.

¿Qué sucede durante una cirugía de reemplazo de disco?

Justo antes de que comience el procedimiento, se le colocará una vía intravenosa para que pueda recibir líquidos y medicamentos y para que se pueda relajar y adormecer. Este procedimiento generalmente se realiza con anestesia general (usted se encuentra dormido). Es posible que le administren medicamentos a través de la vía intravenosa para dormirlo. Podrían insertarle una sonda en la garganta para proteger las vías respiratorias y asistirlo en la respiración. El procedimiento en sí puede durar unas horas. Esto es lo que puede ocurrir una vez que se inicie el procedimiento:

  1. Se le colocarán monitores para controlar el corazón, la presión arterial y el nivel de oxígeno.

  2. La zona del cuello donde se realizará la incisión se limpia con una solución especial para eliminar los gérmenes de la piel.

  3. Se realiza una incisión (corte quirúrgico) de 1 a 2 pulgadas en la parte lateral o frontal del cuello.

  4. Las estructuras importantes del cuello se desplazan cuidadosamente hacia un lado para que el cirujano pueda ver los huesos de las vértebras y el disco cervical.

  5. Se extrae el disco cervical que se va a sustituir.

  6. Si es necesario, se eliminan los espolones óseos o los ligamentos que comprimen la médula espinal o la raíz nerviosa.

  7. El disco artificial se asegura en el espacio de disco vacío.

  8. La incisión se cierra con suturas absorbibles (puntos) bajo la piel. A continuación, la piel se cierra cuidadosamente con suturas que minimizan las cicatrices.

  9. A veces se deja un pequeño drenaje que sale de la herida. Generalmente se retira al día siguiente.

  10. Se coloca un pequeño vendaje sobre la incisión. Es posible que le coloquen un collarín rígido o blando en el cuello para restringir el movimiento. Luego, lo llevarán al área de recuperación.

Algunos pasos pueden ser levemente diferentes de los indicados anteriormente. Hable con su proveedor de atención médica sobre lo que puede suceder durante su procedimiento.

¿Qué sucede después de una cirugía de reemplazo de disco?

En el área de recuperación, estará en observación hasta que se recupere de la anestesia. Es normal que haya dolor después de una cirugía de reemplazo de disco. Es posible que le den algún calmante en el área de recuperación.

La mayoría de las personas necesitarán pasar uno o dos días en el hospital. Esto es lo que puede ocurrir durante su estadía en el hospital:

  • Los líquidos intravenosos pueden continuar hasta que pueda beber bien por la boca.

  • Una vez que pueda beber con normalidad, podrá empezar a comer su dieta normal.

  • Seguirá tomando los medicamentos para calmar el dolor si los necesita.

  • Los enfermeros revisarán el vendaje y lo ayudarán a levantarse de la cama e ir al baño.

  • Es posible que le den un collarín de apoyo para que lo use en el hospital.

  • Es recomendable que se levante de la cama y se mueva tan pronto como sea posible.

La recuperación y rehabilitación en casa pueden ser un poco diferentes para cada persona. Pero en general, esto es lo que se puede esperar:

  • Es posible que tenga que seguir usando un soporte cervical blando o rígido.

  • Podrá comer su dieta normal.

  • Es posible que tenga que volver a ver a su cirujano para que le retire las suturas.

  • Comenzará a reanudar gradualmente sus actividades normales. Debe preguntar a su cirujano sobre cualquier restricción de actividad y cuándo puede ducharse o bañarse regularmente.

  • Puede comenzar la fisioterapia después de unas semanas.

  • Debería poder volver a realizar todas sus actividades en un plazo de 4 a 6 semanas.

Llame al cirujano si presenta alguno de los siguientes problemas:

  • Fiebre

  • Dolor de cabeza

  • Sangrado, enrojecimiento, hinchazón o secreción en el lugar de la incisión

  • Dolor que no responde a los analgésicos

  • Entumecimiento o debilidad

  • Dificultad para tragar

  • Alteración en la voz o ronquera

  • Dificultades para respirar

Su equipo de atención médica puede darle otras instrucciones sobre lo que debe hacer después del procedimiento.

Próximos pasos

  • El nombre de la prueba o del procedimiento

  • Los motivos por los que se realiza la prueba o el procedimiento

  • Los resultados que puede esperar y qué significan

  • Los riesgos y los beneficios de la prueba o del procedimiento

  • Los efectos secundarios y las complicaciones posibles

  • Cuándo y dónde le realizarán la prueba o el procedimiento

  • Quién es la persona que realizará la prueba o el procedimiento y sus conocimientos o experiencia

  • Qué sucedería si no se realizara la prueba o el procedimiento

  • Las pruebas o los procedimientos alternativos disponibles

  • Cuándo y cómo obtendrá los resultados

  • A quién llamar luego de la prueba o del procedimiento en caso de tener preguntas o problemas

  • Cuánto deberá pagar por la prueba o el procedimiento

Revisor médico: Luc Jasmin MD
Revisor médico: Marianne Fraser MSN RN
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Última revisión: 4/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. All rights reserved. This information is not intended as a substitute for professional medical care. Always follow your healthcare professional's instructions.