paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados

Páginas relacionadas

¿Cómo podrían los calurosos días de verano afectar a la propagación de la COVID?

MARTES, 16 de junio de 2020 (HealthDay News) -- Los días soleados se asocian con unas tasas más altas de COVID-19, probablemente porque tientan a más personas a salir, lo que las pone en un mayor riesgo de infección, señalan unos investigadores.

Pero también encontraron que un calor y una humedad más altos podrían ralentizar la propagación de la COVID-19.

Y dijeron que su estudio podría iluminar cómo las distintas estaciones podrían afectar a la propagación de la enfermedad.

"Hay mucha presión por reabrir la economía, y muchas personas quieren saber si será más seguro hacerlo en los meses de verano", comentó el autor principal del estudio, Antonio Páez, profesor a investigador de la Facultad de Geografía y Ciencias de la Tierra de la Universidad de McMaster en Ontario, Canadá.

"Las restricciones en el movimiento, que se han comenzado a relajar en todo el mundo, dependen en parte de cómo el SARS-CoV2 se vea afectado por un cambio en la estación", apuntó Páez en un comunicado de prensa de la universidad.

Investigaciones anteriores han mostrado que los virus, como la influenza y el SRAS, prosperan a unas temperaturas y humedades más bajas, pero se sabe poco sobre cómo el tiempo caluroso afecta al SARS-CoV2, el virus que causa a la COVID-19.

Para averiguar más, Páez y su equipo internacional de colaboradores evaluaron el vínculo entre el tiempo y la propagación de la COVID-19 en varias provincias de España. Ese país está entre los más afectados por la COVID-19, con más de 270,000 casos.

A unos niveles más altos de calor y humedad, cada aumento de porcentaje se asoció con una reducción del 3 por ciento en la incidencia de la COVID-19, posiblemente debido a que el coronavirus es menos propenso a sobrevivir en unas temperaturas más cálidas.

Pero unos días más soleados se asociaron con unas tasas más altas de la enfermedad, probablemente debido a que muchas personas ignoran las medidas de confinamiento en esos días, según los autores.

También encontraron que las tasas de transmisión se redujeron en los lugares con una mayor densidad poblacional y en los que tenían más adultos mayores, lo que sugiere que las personas en esas áreas creen que tienen un riesgo más alto, y por tanto es más probable que cumplan las normas de confinamiento.

"Es probable que observemos una reducción en la incidencia de la COVID-19 a medida que el tiempo se caliente, que es un argumento para relajar el distanciamiento social para aprovechar la incidencia más baja que se asocia con unas temperaturas más altas", planteó Páez.

"Pero un método más conservador sería usar los meses de verano para continuar siguiendo las órdenes estrictas de confinamiento y acabar con esta pandemia", añadió.

El estudio se publicó en línea en la revista Geographical Analysis.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

logo

FUENTE: McMaster University, news release, June 9, 2020

Copyright ©2021 HealthDay. All rights reserved.