paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados

Páginas relacionadas

Medicamentos a base de hierbas

¿Qué son los suplementos a base de hierbas?

Los productos elaborados a partir de plantas que se utilizan para tratar enfermedades o mantener la salud se denominan productos a base de hierbas, productos botánicos o fitomedicamentos. Un producto elaborado a partir de fuentes vegetales y empleado únicamente para uso interno se denomina suplemento a base de hierbas.

Muchos medicamentos recetados y de venta libre también se elaboran a partir de productos vegetales. Pero estos productos solo contienen ingredientes purificados y están regulados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Los suplementos a base de hierbas pueden contener plantas enteras o solo algunas partes.

Están disponibles en muchas formas. Pueden estar secos, cortados, en polvo o venir en una cápsula o en forma líquida. Pueden utilizarse de muchas maneras, como las siguientes:

  • Ingerir en forma de pastillas, polvos o extractos líquidos concentrados (tinturas)

  • Hervir como un té

  • Colocar sobre la piel en forma de geles, lociones o cremas

  • Agregar al agua para tomar un baño

El uso de suplementos a base de hierbas se remonta a miles de años atrás. Hoy en día, el uso de suplementos a base de hierbas es común en los Estados Unidos, pero no son para todo el mundo. No están sometidos a la supervisión estricta de la FDA ni de otras agencias del gobierno. Por este motivo, su uso sigue siendo controversial. Hable con su proveedor de atención médica acerca de cualquier síntoma o afección que tenga. Analicen el uso de suplementos a base de hierbas.

La FDA y los suplementos a base de hierbas

La FDA considera los suplementos a base de hierbas como alimentos, no como medicamentos. Es por eso que no están sujetos a las mismas normas y regulaciones de pruebas, fabricación y etiquetado que los medicamentos.

Ahora se pueden ver etiquetas que explican cómo las hierbas pueden actuar en el cuerpo. Pero las etiquetas de los suplementos a base de hierbas no pueden decir que las hierbas tratan afecciones específicas. Esto se debe a que este tipo de suplementos no se someten a ensayos clínicos ni a las mismas normas de fabricación que los medicamentos recetados o de venta libre tradicionales. No existe ninguna investigación que demuestre que una determinada hierba cura o trata un problema de salud, o que previene una determinada afección.

Por ejemplo, la hierba de San Juan es un suplemento a base de hierbas muy popular. Se cree que es útil para tratar algunos casos de depresión. La etiqueta de un producto de hierba de San Juan puede decir que "mejora el estado de ánimo". Pero no puede afirmar que trata una afección específica, como la depresión.

A diferencia de los medicamentos, los suplementos a base de hierbas no están obligados a ser estandarizados para garantizar la coherencia entre lotes. Algunos fabricantes pueden utilizar la palabra "estandarizado" en la etiqueta del suplemento. Pero es posible que no signifique lo mismo para un fabricante que para otro.

Precauciones al elegir suplementos a bases de hierbas

Los suplementos a base de hierbas pueden interactuar con los medicamentos convencionales. Algunos pueden tener efectos fuertes. No se diagnostique ni se medique a usted mismo. Consulte a su proveedor de atención médica antes de usar cualquier suplemento a base de hierbas.

  • Infórmese. Aprenda todo lo que pueda sobre las hierbas que está tomando. Hable con su proveedor y póngase en contacto con los fabricantes de suplementos a base de hierbas para obtener información.

  • Siga cuidadosamente las instrucciones de la etiqueta. Si usa suplementos a base de hierbas, use solo la dosis indicada. Nunca tome más de la dosis recomendada. Busque información sobre quién no debería tomar el suplemento. Investigue si hay alguna afección de salud, ciertas interacciones con medicamentos u otros factores por los que no deba usarse el suplemento.

  • Trabaje con un profesional. Acuda a un herborista o un médico naturista capacitado y autorizado, que tenga una amplia formación en este campo.

  • Preste atención a la aparición de efectos secundarios. Si aparecen síntomas como náuseas, mareos, dolor de cabeza o malestar estomacal, reduzca la dosis o deje de tomar el suplemento. Busque atención médica si los síntomas no disminuyen o empeoran.

  • Preste atención a las reacciones alérgicas. Una reacción alérgica grave puede causar dificultades para respirar. Si se produce un problema de este tipo, llame al 911 o al número de emergencia de su zona para pedir ayuda.

  • Investigue la empresa que produce las hierbas que está tomando. No todos los suplementos a base de hierbas se producen de la misma manera. Elija una marca de un fabricante reconocido. Pregúntese lo siguiente:

    • ¿Investiga el fabricante sus propios productos a base de hierbas o solo se basa en los esfuerzos de investigación de otros?

    • ¿El producto hace afirmaciones exageradas o difíciles de comprobar?

    • ¿La etiqueta del producto ofrece información sobre la fórmula estandarizada, los efectos secundarios, los componentes, las instrucciones y las precauciones?

    • ¿La información de la etiqueta es clara y fácil de leer?

    • ¿Existe un número de teléfono gratuito, una dirección o un sitio web para que los consumidores puedan obtener más información sobre el producto?

    • ¿Está el producto probado y certificado por una empresa independiente para garantizar su calidad, seguridad y eficacia?

¿Cuáles son algunos de los suplementos a base de hierbas más comunes?

Esta lista de suplementos a base de hierbas más comunes es solo para fines informativos. Hable con su proveedor de atención médica para analizar sus propias afecciones o síntomas. No se diagnostique a usted mismo. Consulte a su proveedor antes de tomar cualquier suplemento a base de hierbas.

Cohosh negro

Esta planta con forma de arbusto del este de Norteamérica recibe su nombre de la palabra americana nativa que significa áspero (en referencia a la estructura de sus raíces). Se suele utilizar para las afecciones de la menopausia, la menstruación dolorosa, los espasmos uterinos y la vaginitis.

Equinácea

Se suele utilizar para fortalecer el sistema inmunitario del organismo. También se considera un medio de prevención contra los resfriados y la gripe. Esta planta autóctona de los Estados Unidos también recibe el nombre de Echinacea purpurea.

Onagra común

El aceite de esta planta de floración nocturna y color amarillo brillante puede ser útil para reducir los síntomas de la artritis y del síndrome premenstrual.

Santamaría

Las propiedades analgésicas de la Santamaría se han utilizado para las migrañas y los dolores menstruales.

Ajo

El ajo se utiliza generalmente para las afecciones cardiovasculares. Esto incluye niveles elevados de colesterol y triglicéridos relacionados con el riesgo de aterosclerosis.

Gingko biloba

Esta hierba se utiliza para muchas afecciones relacionadas con el envejecimiento. Esto incluye la mala circulación y la pérdida de memoria.

Ginseng

Se utiliza como tónico general para aumentar la tonificación general del cuerpo. Se cree que es útil para aumentar los niveles de energía y mejorar la resistencia al estrés.

Hidrastis

Esta hierba, originaria de los Estados Unidos, es popular por sus propiedades curativas y sus cualidades para detener los gérmenes. A menudo se utiliza para los resfriados y la gripe, pero también es popular para aliviar el interior de la nariz cuando está inflamado o dolorido.

Té verde

Esta hierba se utiliza para combatir el cansancio extremo (fatiga), prevenir la aterosclerosis y ciertos cánceres, reducir el colesterol y ayudar a perder peso.

Espino

Se utiliza para varias afecciones relacionadas con el corazón. Sirve de apoyo en el tratamiento de la angina, la aterosclerosis, la insuficiencia cardíaca y la presión arterial alta.

Sabal Serrulata

Puede utilizarse para el agrandamiento de la próstata, una afección común en los hombres mayores de 50 años.

Hierba de San Juan

Esta hierba, de crecimiento silvestre y con flores amarillas, se ha utilizado durante siglos para tratar los trastornos mentales. Hoy en día es una recomendación popular para la depresión leve o moderada.

Es importante recordar que los suplementos a base de hierbas no están regulados por la FDA. No han sido probados mediante un ensayo clínico aprobado por la FDA para demostrar su eficacia en el tratamiento o manejo de las afecciones de salud. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de sus síntomas. Consulte a su proveedor antes de tomar cualquier suplemento a base de hierbas.

Informe a sus proveedores de atención médica (de medicina convencional o complementaria) acerca de los abordajes, los suplementos y los medicamentos que usa. De esta manera, podrán tener un panorama completo de su salud. Garantizará que reciba atención segura, eficaz y coordinada.

Revisor médico: Brittany Poulson MDA RDN CD CDE
Revisor médico: Jessica Gotwals
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 8/1/2021
© 2000-2022 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.