paramisalud Todo para llevar una vida mas sana
Menú
A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z A-Z Listados Herramientas destacados

Páginas relacionadas

Errores de refracción en los niños

¿Cómo es la vista normal?

Para entender la forma en que ciertos problemas afectan la vista de su hijo, es importante saber cómo es la vista normal. En los niños cuya vista es normal, las cosas ocurren en este orden:

Ilustración que demuestra una visión normal
Haga clic en la imagen para ampliarla.

  1. La luz entra en el ojo a través de la córnea, que es la superficie transparente con forma de cúpula que está en el frente del ojo.

  2. La luz pasa desde la córnea por la pupila. El iris, la parte coloreada del ojo, controla la cantidad de luz que la atraviesa.

  3. Desde allí, la luz llega al cristalino, la estructura transparente dentro del ojo que enfoca los rayos de luz en la retina.

  4. Luego, la luz pasa por el humor vítreo, la sustancia transparente y gelatinosa que rellena el centro del ojo, y lo ayuda a mantener la forma redonda.

  5. Por último, la luz llega a la retina, que es la capa nerviosa sensible a la luz que recubre la parte posterior del ojo.

  6. El nervio óptico conduce las señales de luz y las de oscuridad, así como los colores a la corteza visual del cerebro. Esta parte del cerebro convierte las señales en imágenes (nuestra vista).

¿Qué son los errores de refracción?

Los siguientes son los errores de refracción más comunes, y todos ellos afectan la vista. Es posible que su hijo tenga que usar lentes de corrección o de mejora si tiene alguno de los siguientes problemas:

Astigmatismo

Ilustración sobre astigmatismo
Haga clic en la imagen para ampliarla.

Esta afección hace que los objetos se vean borrosos. Se debe a que la córnea tiene una curvatura anormal que puede generar 2 puntos de enfoque que llegan a 2 ubicaciones diferentes. El astigmatismo puede producir fatiga ocular y estar combinado con la miopía o la hipermetropía. La afección puede empezar en la niñez o en la edad adulta. Algunos de los síntomas son dolor de cabeza, fatiga ocular o cansancio extremo (agotamiento físico). Los niños con astigmatismo a menudo se frotan los ojos, pierden el interés en la escuela y tienen dificultades para leer. En función de la gravedad de la afección, es posible que se necesiten anteojos o lentes de contacto.

Hipermetropía

Ilustración sobre la hipermetropía
Haga clic en la imagen para ampliarla.

La hipermetropía hace que los objetos cercanos parezcan desenfocados. Con este error de refracción, una imagen de un objeto distante se enfoca detrás de la retina. Esto ocurre porque el ojo es demasiado corto o porque su potencia de refracción es demasiado débil. La hipermetropía puede causar dolores de cabeza, fatiga ocular o cansancio extremo (agotamiento físico). Los niños que tienen esta afección a menudo entrecierran los ojos, se los frotan, pierden el interés en la escuela y tienen dificultades para leer. Los anteojos o los lentes de contacto pueden ajustar la potencia de enfoque a la retina y así ayudar a corregir o aliviar la hipermetropía.

Miopía

Ilustración sobre la miopía
Haga clic en la imagen para ampliarla.

La miopía hace que los objetos distantes parezcan desenfocados. Es el error de refracción más común que se observa en los niños y necesita corrección. Puede producir dolor de cabeza o fatiga ocular. Cuando ocurre esta afección, la imagen de un objeto distante se enfoca delante de la retina. Esto ocurre porque el ojo es demasiado largo o porque su potencia de refracción es demasiado fuerte. Los anteojos o los lentes de contacto pueden ajustar la potencia de enfoque a la retina y así ayudar a corregir o disminuir la miopía.

¿Cuáles son las causas de los errores de refracción?

Se ha determinado que los errores de refracción son hereditarios. Se han observado diferentes tipos de herencia, que incluyen la dominante (se transmite a un hijo un gen de uno de los padres con un error de refracción), la recesiva (se heredan 2 genes, uno de cada padre que puede tener o no un error de refracción) y la multifactorial (una combinación de genes y factores ambientales). Los errores de refracción están presentes en una gran cantidad de trastornos genéticos, como el síndrome de Marfan y el de Down.

Revisor médico: Chris Haupert MD
Revisor médico: Raymond Kent Turley BSN MSN RN
Revisor médico: Rita Sather RN
Última revisión: 10/1/2020
© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.
Herramientas destacados

Para miembros de Blue Cross Blue Shield of Massachusetts

Follow Us
¿Estás interesado en hacerte miembro? Visita GetBlueMA   o llama al 1-800-422-3545.